Ir al contenido principal

Entrevista a Edgar Bendezú (Fabulinka)

Entrevista a Edgar Bendezú (Fabulinka)

La presente entrevista, la hizo Elmer Arana, para la revista Ayacuchana “Con sentido”. El entrevistado es Edgard Bendezú, más conocido como Marko Polo o Fabulinka, un insigne escritor, poeta y músico que radica en Ica, a quien tuve el gusto de conocer en Huaral, hace algunos años. Realmente la labor de este personaje, es fabulosa, sin precedentes, por ello me animo a publicar este escrito. Hace unos meses padeció un bajón en su salud, pero lo tenemos aun para rato. De verdad un privilegio tenerlo vivo.

1 Edgard, te conocimos primero como Marko Polo, luego por Fabulinka. ¿A qué se deben estos seudónimos?

Decidí que estando en Pucallpa usaría  un seudónimo, pero eso sí, tendría que llevar “Polo” porque así le llaman a mi padre “Hipólito” y así me llamaban en mi barrio los amigos (hasta ahora es así). Un día en un teatro el presentador Chicho Mendoza me presenta por primera vez como Marko Polo. De allí el primer seudónimo. Vamos al segundo: Yo imaginé un mundo fantástico para los niños del Perú, algo que nos represente (algo como la contraparte de Disneylandia) y nació Fabulinka, un mundo peruano e imaginario. Consultando justamente en Huamanga en un colegio y en el ICPNA de Lima, a los niños, ¿Cómo les gustaría llamarme?, la respuesta mayoritaria fue “Fabulinka”; un niño, dijo: “Porque ud. es fabuloso y es como los incas, trabajador y viajero”. ¿Así soy?...

2 Tú has sido ganador del Horacio por tu trabajo en la literatura infantil, sin embargo decidiste abandonar el magisterio. ¿Por qué? 

He obtenido este premio en “Poesía para niños”, “Canciones educativas” y un 3er. Puesto en “Ensayo Pedagógico”. Yo nunca abandoné el magisterio. Siendo nombrado, pasé a ser “Profesor Itinerante” porque me daba cuenta que tenía un talento que debía llegar a más niños y maestros; me indignaba saber que todo lo bueno viene de afuera. Por otra parte, el enseñar cantando, el enseñar jugando, a 35 niños no era justo; y aunque era un riesgo asumir eso (dejé de tener seguro), aprendí a tocar guitarra y como el Quijote, me lancé a la aventura. Ya mi pago saldría de los contratos, de los libros y casetes que me adquieran. Y así ha sido. Estoy seguro que actualmente cerca de un millón de personas han leído o han escuchado mis obras; pero los medios de comunicación de Lima hasta hoy no se han enterado.

3.- Es famosa tu frase “Cuentos para niños de 0 a 100 años de edad”. ¿Consideras que para leer hay que tener corazón infantil?

Si vas a leer un libro para niños o leer algo a tu hijo, debes ser algo “loco” (hacer gestos, inflexiones con la voz…) para llamar su atención. La lectura compite con los juegos virtuales que atrapan al niño. Acuérdate que “solo los niños entrarán al reino de los cielos”, así que de vez en cuando tienen la oportunidad de tener corazón infantil, cantando o leyendo mis obras. ¡Háganlo ya!  

4 ¿Cómo ves el asunto de la promoción de la lectura en el Perú, en los lugares que has recorrido? ¿Que tanto le gusta leer al peruano? 

Tengo la impresión que en general la promoción de la lectura es insuficiente, aun es poco lo que hacemos. Los medios de comunicación no hacen nada al respecto. Todo está en manos del maestro. Unos cuantos peruanos emprendedores de la lectura, a veces con apoyo de la empresa privada hacen alguito. Tenemos que involucrar a ellos, ya que con una ciudad que lee, también se verán beneficiados sus familiares, ya que está demostrado que a más cultura y valores, ciudadanos mejores; y a más ciudadanos mejores: menos malhechores.

5 Tu guitarra es inseparable, fusionas el cuento con la melodía de tu canto. ¿Crees que hay que innovar para que a la gente le guste leer? ¿En que está errando la escuela que la lectura casi se le hace imposible?

“Hay que crear para educar, educar para crear”. Y hay que innovar. Hace tiempo en Colombia aparecieron los Cuentacuentos, hoy se ha convertido en una profesión y aquí en el Perú, solo unos cuantos en Lima desarrollan este talento y van a las escuelas o van a centros culturales. Pero en provincias tenemos que sacudir las ideas rutinarias de autoridades universitarias y gubernamentales, para hacer comprender el valor de la lectura.
Propongo algunas actividades: Invitar a escritores de la región, Ferias del libro en cada I.E., concurso de Cuentacuentos, de declamación de poesía divertida (salgamos de eso de solo llorar y mostrar escenas de dolor y gritos), permitamos presentaciones de libros en las escuelas; pero por nada aburramos a los padres y niños. “¡Basta de cultura de la cintura, que venga cultura de la lectura”.      

6 Como te trata la vida luego de tan penosa enfermedad que superaste, ¿qué proyectos nuevos tienes?

Aún no supero la enfermedad, pero cada día lucho contra ella. No es fácil, me dio un consejo mi abuelo: “Hay algo peor que eso, casarte y dormir sin ella”… ¿Proyectos?, tengo lista tres producciones, la última una semana antes de la enfermedad: “Fabulinka 7: Don Quijote Flacote”, “Seis canciones y una historia” y “Alma, vida y corazón de Maestro”, donde hay huaynos y carnavales. En literatura he publicado Fabulas que hacen cosquillas y estoy trabajando una novela “El gato con Ojotas”, donde algunos personajes son Basilio Auqui y Los Morochucos, María Parado de Bellido, Cayetano Quiroz. Ahh no me puedo despedir que en mis venas hay sangre ayacuchana, mi madre es de Laramate y mi padre viene de Ocaña, ambos pueblos de Lucanas. Les invito a ver mis videos en youtube escribiendo “Fabulinka”. Ahora si, “¡Como dijo la avispa, hasta aquí esta entrevista!”.
Mis teléfonos: 998497673 o fijo 056.1414 y mi e-mail: markopolo@hotmail.com . Gracias.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Tradición: patrona de Tarapoto

    Patrona de la Santa Cruz de los Motilones en Tarapoto       Todos los pueblos guardan en cada uno de sus habitantes diversos matices de júbilo, devoción, algarabía y festividad; motivados por la llegada de una fecha muy significativa, por lo general de carácter religioso. En la ciudad de Tarapoto se celebra la patrona de la Santa Cruz de los Motilones, fiesta que se inicia el 07 de julio y concluye el 19 del mismo mes. Cuentan nuestros abuelos, que para la llegada de esta gran fiesta, los cabezones se preparaban con anticipación casi un año. Ya sea sembrando yuca, maíz, plátano y otros productos de panllevar, así también como la crianza de gallinas, pavos y chanchos. Cuando faltaban pocos meses para la celebración, los cabezones con sus respectivos ayudantes cosechaban los productos y seleccionaban las gallinas y chanchos para esperar la llegada de la gran patrona. La primera semana de julio, las mujeres se dedicaban a la preparación del masato de yuca y chicha de maíz.  El 07 de j

Jerga: Cutra

Es uno de tantos términos del lenguaje vulgar aún no aceptado por la Academia de la Lengua Española de nuestro país, pero usado por todos los peruanos, cuyo significado está contextualizado con el soborno y vueltos de sobrecostos en el submundo de la corrupción. Me arriesgo a opinar que el origen de este término está en la preposición contra, que semánticamente, denota oposición y contrariedad. A mediados del siglo pasado, en que se originó esta jerga, los  facinerosos que cometían  este tipo de delitos económicos, eran conscientes  de que estaban actuando en contra de la ley. "Hagamos la contra". Supongo que para "esconder" la fechoría y no sentirse acusados por esta palabra, simplistamente, derivaron el término de contra a cutra. Así la preposición contra dio origen al sustantivo cutra que sometido a la acción toma categoría de verbo: cutrear. Actualmente, sigue siendo conjugado en las tres personas gramaticales, en singular y en plural.    (  Lucio Córdova Mezo

El abuelo Wilmaco

Hace unos días, en Trazos, mi amigo Reymer y yo celebramos con un six pack de latas la culminación de su novela  El abuelo Wilmaco . Se trata de una historia ilustrada que habla del amor, no solo del que sentía Wilmaco por Romina y su hijo Yaro, también del amor hacia la naturaleza. Conocí a Reymer hace unos años y desde entonces hemos sido muy amigos. No. Mentira. La verdad es que casi no lo veo, pero sí hemos coincidido en varios eventos literarios y, para ser francos, siempre he admirado su determinación y compromiso con la literatura. Cuando me dijo que ya había culminado su proyecto y me envío sus escritos para leerlos, además de sentirme muy feliz de su logro, no dudé un segundo en ser partícipe de su edición y publicación. Y, ergo, he aquí el resultado. El abuelo Wilmaco  resalta a los hombres del campo dedicados al trabajo por un futuro prometedor. Pero la vida es incierta, agradable y nefasta a la vez. Esa es la vida, y Wilmaco, con sus nueve décadas, lo sabe y entiende