Ir al contenido principal

Utopías y desvaríos (36)

  

 
 

Abro mis ojos y te veo;  los cierro y te siento: eres mía, lujuria. Estás acumulada en cada poro de mí, esparcida en mi grasa. Conmigo, tú, vas de la mano, encarnada en un nombre.

Si me detengo a contemplarte, me derrumbo en el deseo, te acorralo con ansias…, e intento todo, lo que se debe en estos casos. No siempre me correspondes, o sí, lo haces a tu modo, en un espacio de dos, o en mi sepulcral refugio, allí donde reposa un cúmulo de libros.

A veces me alimento de sinsabores, por puro morbo, abierto a una indigestión de dudas que seguramente ha de hacerme verter lágrimas, pero que luego me colmará de seguridad, porque así siento que me ocurre, no sé por qué. Ahí es que surgen las preguntas y me transporto al pasado, en un viaje a rienda suelta, con muchas suposiciones al hombro, obviando todo sentimiento, mío y ajeno; ahí, en ese trance, me desconecto de la lógica, vivo en lo absurdo, erradico la confianza y, caído, agonizante, desesperado, busco valerme de algún consuelo que sé, no ha de ser fácil encontrar. Enseguida las promesas, nuevos vientos…, es fácil saber lo que viene.

Quédate lujuria, acompáñame en este tiempo, recurre a mí cuando te necesite, sin miramientos, dispuesta, acomodada a mis excentricidades tales cuales vengan.

No pretendas no reconocerme en la distancia de tus abismos, si del otro extremo, donde mora la frialdad, el dolor te cogiese desprevenida. 

Descúbrete ante mí, por convicción, sin palabrería: me vas a impresionar, ¡no dudes! Enseguida adéntrate a mi morada, con calma o en agitado avance, de la forma que elijas.

Y aquí estaré, hoy y siempre, hasta que se nos agote este tiempo terrenal. 

¡Lujuria! ¡Nos pertenecemos!

A ti, yo te prefiero rodeada del vacío, al natural, sin adornos ni ostentaciones. 

Tú, en cambio, quieres mi aire, y mi sangre coagulada, y mi carne… Yo te doy, ven: abre la boca y exhibe tu cuerpo. 

(M.V.)

Comentarios

Entradas populares de este blog

Tradición: patrona de Tarapoto

    Patrona de la Santa Cruz de los Motilones en Tarapoto       Todos los pueblos guardan en cada uno de sus habitantes diversos matices de júbilo, devoción, algarabía y festividad; motivados por la llegada de una fecha muy significativa, por lo general de carácter religioso. En la ciudad de Tarapoto se celebra la patrona de la Santa Cruz de los Motilones, fiesta que se inicia el 07 de julio y concluye el 19 del mismo mes. Cuentan nuestros abuelos, que para la llegada de esta gran fiesta, los cabezones se preparaban con anticipación casi un año. Ya sea sembrando yuca, maíz, plátano y otros productos de panllevar, así también como la crianza de gallinas, pavos y chanchos. Cuando faltaban pocos meses para la celebración, los cabezones con sus respectivos ayudantes cosechaban los productos y seleccionaban las gallinas y chanchos para esperar la llegada de la gran patrona. La primera semana de julio, las mujeres se dedicaban a la preparación del masato de yuca y chicha de maíz.  El 07 de j

Libros: El gallo gallina

El gallo gallina La novela de Oswaldo Reynoso “El gallo gallina”, editada por una editorial peruana que ha tenido a bien transcribirla de un original publicado a mimeógrafo, según palabras del autor, hace más de cinco décadas, es una verdadera muestra de ingenio, por ser un compendio de sucesos narrados en distintos tiempos y estilos literarios. Una “gallo gallina” es un gallo de pelea que se asemeja a una gallina en apariencia; con esta peculiaridad, engaña a su rival, a quien después de haber confundido y al punto de alterarle las hormonas, logra vencerlo. El de esta historia, por la trama y su mismo nombre, “Civilísimo”, es un gallo de suma importancia. Tanto su dueño, apegado a su animal al punto de llorar por él y embriagarse al máximo, el adolescente que por desgracia lo hurta, el cocinero que parece haber pactado con el diablo para obtener la receta de una pachamanca sin igual, los inoportunos apristas, los maestros oradores y sobones, los mendigos, y finalmente, el minist

Análisis: Yakuruna (novela)

PRESENTACIÓN DE LA OBRA LITERARIA "YAKURUNA" DE MIULER VÁSQUEZ GONZÁLEZ Por: Julio Oliveira Valles GENERALIDADES Los escritores, por lo general narran o impregnan en sus creaciones literarias sus experiencias tempranas, la división de la realidad, sus relaciones familiares, amicales, su contacto con la naturaleza circundante: ríos, lagos, accidentes geográficos, costumbres, comportamientos, lenguaje, etc. Incluyendo sus creencias, formación profesional, actividades laborales, entre otros. Estas creaciones literarias de autores selváticos, según mi punto de vista, se agrupan de la siguiente manera: - Literatura de selva alta - Literatura de ceja de selva y, - Literatura de selva baja o llano amazónico. La obra "Yakuruna" del escritor Miuler Vásquez González, tiene como escenario la selva y el río; se ubica en el segundo grupo, es decir entre escritores de ceja de selva, identificada por la descripción paisajística y uso de expresiones propias del universo vocabular d