Ir al contenido principal

Libros: Gritos del bosque


Gritos del bosque y otros versos (poemario)
Autor: Darwin Córdova Vásquez
Contacto: darwinco_81@hotmail.com

Es de anotar que la mayor cantidad de sus 37 composiciones en verso se dan en el contexto amazónico, razón por la cual sus personajes y el medio ambiente entrañan toda una gama de la Región Verde que, como una acuarela artística,  está bordada. 

"Cuando todo era alegría –afirma– y el sol salía para todos… cómo añoro aquellos tiempos idos". 

El amor no está ajeno en él, pues de la misma manera en que se enfrenta a los rigores medioambientales, con la misma fuerza ensalza a la mujer tomando la apariencia de una sirena cuando dice: "una mujer se asomó de entre las aguas / dejando a flote su escultural silueta…". 

Y siendo que al  parecer  todo se da conforme a un diseño preestablecido  bajo el aura de una aurora secular, de pronto "el viento ha cesado, las aves se alborotan / la tierra está vibrando, hay árboles caídos…". La destrucción del bosque es un incendio que avanza sin control ni medida ante el clamor de los seres vivos que la pueblan y que exigen ¡no más devastación!

La selva ha cobijado a cuánto migrante llegó a sus orillas desde hace un medio siglo, sin embargo el pago surgido de todo eso es calamitoso. Nuestro autor denuncia esta barbarie dada por propios y extraños cuando  exclama con remordimiento: "¡Ayahuita, hombre cruel / ahora te muestras ingrato, después que te alojé en mis brazos!"

Y luego se encarga de hacernos recordar que tal extremo innegablemente arrastrará un castigo que la misma madre naturaleza se encargará de facturarnos: "dejaste de cortar los pocos árboles que quedan, / ah, con razón, ahora escucho tus lamentos y súplicas".

Su denuncia es descarnada: "ríos sin peces, hombres sin sueños / tierras sin bosques… ¡la naturaleza está agonizando!". Su advertencia nos llega sin recatos ambivalentes: "el enlutado cielo ya no engendra lluvias".

Darwin no es un hombre triste. Las circunstancias clavadas en el corazón, y que lo han marcado para siempre, le dejan un espacio para deleitarnos con la lira de sus versos: "exuberante bosque tropical / verdor de un tramo, azul hasta el cielo". O para volver a ser niño en las alas del tiempo bajo la protección del entrañable abuelo: "tus palabras, tus consejos / eran savia y alimento / hasta ahora los recuerdo"

Indudablemente que nuestro autor no es fatalista.  En medio de esa vorágine ausculta la terrible realidad y nos da una salida cual si después de una enfermedad atináramos a soliviantarla utilizando nuestras propias herramientas, nuestro raciocinio: "un viejo árbol… adornando sus ramas /  cuajarán en frutos mañana / esperando repoblar".  "mira la luz de los abuelos y de los maestros que fueron buenos / …y compártelo con el mundo, ¡el despertar es ahora!".

Como todo poeta, Darwin es soñador que cae, atiza y se levanta amando, sufriendo, añorando, insuflando…

La voz de su pluma estoy seguro que perdurará como los vientos frescos del bosque al que tanto ama y del cual trasluce su vida y energía.
                                      
Escribe: Gavino Quinde Pintado

Comentarios

Entradas populares de este blog

Tradición: patrona de Tarapoto

    Patrona de la Santa Cruz de los Motilones en Tarapoto       Todos los pueblos guardan en cada uno de sus habitantes diversos matices de júbilo, devoción, algarabía y festividad; motivados por la llegada de una fecha muy significativa, por lo general de carácter religioso. En la ciudad de Tarapoto se celebra la patrona de la Santa Cruz de los Motilones, fiesta que se inicia el 07 de julio y concluye el 19 del mismo mes. Cuentan nuestros abuelos, que para la llegada de esta gran fiesta, los cabezones se preparaban con anticipación casi un año. Ya sea sembrando yuca, maíz, plátano y otros productos de panllevar, así también como la crianza de gallinas, pavos y chanchos. Cuando faltaban pocos meses para la celebración, los cabezones con sus respectivos ayudantes cosechaban los productos y seleccionaban las gallinas y chanchos para esperar la llegada de la gran patrona. La primera semana de julio, las mujeres se dedicaban a la preparación del masato de yuca y chicha de maíz.  El 07 de j

Libros: El gallo gallina

El gallo gallina La novela de Oswaldo Reynoso “El gallo gallina”, editada por una editorial peruana que ha tenido a bien transcribirla de un original publicado a mimeógrafo, según palabras del autor, hace más de cinco décadas, es una verdadera muestra de ingenio, por ser un compendio de sucesos narrados en distintos tiempos y estilos literarios. Una “gallo gallina” es un gallo de pelea que se asemeja a una gallina en apariencia; con esta peculiaridad, engaña a su rival, a quien después de haber confundido y al punto de alterarle las hormonas, logra vencerlo. El de esta historia, por la trama y su mismo nombre, “Civilísimo”, es un gallo de suma importancia. Tanto su dueño, apegado a su animal al punto de llorar por él y embriagarse al máximo, el adolescente que por desgracia lo hurta, el cocinero que parece haber pactado con el diablo para obtener la receta de una pachamanca sin igual, los inoportunos apristas, los maestros oradores y sobones, los mendigos, y finalmente, el minist

Análisis: Yakuruna (novela)

PRESENTACIÓN DE LA OBRA LITERARIA "YAKURUNA" DE MIULER VÁSQUEZ GONZÁLEZ Por: Julio Oliveira Valles GENERALIDADES Los escritores, por lo general narran o impregnan en sus creaciones literarias sus experiencias tempranas, la división de la realidad, sus relaciones familiares, amicales, su contacto con la naturaleza circundante: ríos, lagos, accidentes geográficos, costumbres, comportamientos, lenguaje, etc. Incluyendo sus creencias, formación profesional, actividades laborales, entre otros. Estas creaciones literarias de autores selváticos, según mi punto de vista, se agrupan de la siguiente manera: - Literatura de selva alta - Literatura de ceja de selva y, - Literatura de selva baja o llano amazónico. La obra "Yakuruna" del escritor Miuler Vásquez González, tiene como escenario la selva y el río; se ubica en el segundo grupo, es decir entre escritores de ceja de selva, identificada por la descripción paisajística y uso de expresiones propias del universo vocabular d