Ir al contenido principal

El poeta Félix Maquén

José Félix Maquén Gamarra, amigo especial, poeta, narrador y promotor cultural, me ha sorprendido gratamente con sus dos recientes publicaciones: Lluvia insospechada La burla del chullachaqui (libros que me enorgullezco de haber editado); pero en esta día especial, tras haber releído todas las composiciones poéticas que ha publicado mi amigo, solo me voy referir al artista de la palabra, al poeta de los sueños, al mensajero de los enamorados de la vida, y al eterno poeta disconforme que ansía el bienestar anhelado de todos los días.

Félix, como sabemos, es autor de los libros La shayandera, Sirenita mutishca y La burla del chullachaqui, los tres de narrativa, aunque en el primero hay una sección de poemas imperdibles, sobre todo para quienes conocen su querida Bellavista, lugar donde radica hace más de cuarenta años. En poesía, no solo los libros Latidos, El corazón del palenque y Lluvia insospechada componen su vasta producción; también están los centenares de poemas que ha escrito en sus decenas de cuadernos a los cuales, cada vez que nos encontramos, los deshoja y cual mariposas alzando vuelo, de esa cabeza adornada de nieve, surgen los más intrépidos, genuinos y cautivadores poemas. Félix lee pausado, pero con mucho énfasis, al punto de generar una sensación de estar transportado a una dimensión celestial. No exagero.

Recuerdo con mucho cariño las innumerables veces que participamos en cafés literarios. Con estilo propio, mi gran amigo Félix, a quien estimo de veras, con el corazón, más que leer, cantaba, entonaba, sentía los versos. Y no ha cambiado. Hace poco nos encontramos en Bellavista, prestos a embriagarnos, no de alcohol, ¡de poesía!, e iniciamos un recital particular en donde, por supuesto, el artífice y más loado fue el dueño de casa.

La poesía amazónica, pese a que “amazónico” es un cliché que no encaja en la poesía, pues esta no tiene tiempo ni memoria, tiene un representante que ha trascendido en lo sublime, y no hace poco, Félix es grande desde siempre, cómo no podría serlo, si sus versos no son meras entonaciones de palabras, sino sonidos encantadores, imágenes dadivosas de lo excelso, símbolos del universo más allá de toda galaxia imaginada.

Exalto la verdadera poesía, la que amo desde mis entrañas, la que no es otra que la palabra hecha arte. No me guardo esta vez de decirlo, con el permiso de mis amigos.

El poeta ha querido compartir dos de sus poemas inéditos. A continuación, en exclusiva, les dejó el video de los mismos.




Sobre el autor
José Félix Maquén Gamarra es autor del himno a Bellavista y ganador de los juegos florales  «El Tarapotino», en poesía. Es autor de seis libros de poesía y narrativa.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Tradición: patrona de Tarapoto

    Patrona de la Santa Cruz de los Motilones en Tarapoto       Todos los pueblos guardan en cada uno de sus habitantes diversos matices de júbilo, devoción, algarabía y festividad; motivados por la llegada de una fecha muy significativa, por lo general de carácter religioso. En la ciudad de Tarapoto se celebra la patrona de la Santa Cruz de los Motilones, fiesta que se inicia el 07 de julio y concluye el 19 del mismo mes. Cuentan nuestros abuelos, que para la llegada de esta gran fiesta, los cabezones se preparaban con anticipación casi un año. Ya sea sembrando yuca, maíz, plátano y otros productos de panllevar, así también como la crianza de gallinas, pavos y chanchos. Cuando faltaban pocos meses para la celebración, los cabezones con sus respectivos ayudantes cosechaban los productos y seleccionaban las gallinas y chanchos para esperar la llegada de la gran patrona. La primera semana de julio, las mujeres se dedicaban a la preparación del masato de yuca y chicha de maíz.  El 07 de j

Jerga: Cutra

Es uno de tantos términos del lenguaje vulgar aún no aceptado por la Academia de la Lengua Española de nuestro país, pero usado por todos los peruanos, cuyo significado está contextualizado con el soborno y vueltos de sobrecostos en el submundo de la corrupción. Me arriesgo a opinar que el origen de este término está en la preposición contra, que semánticamente, denota oposición y contrariedad. A mediados del siglo pasado, en que se originó esta jerga, los  facinerosos que cometían  este tipo de delitos económicos, eran conscientes  de que estaban actuando en contra de la ley. "Hagamos la contra". Supongo que para "esconder" la fechoría y no sentirse acusados por esta palabra, simplistamente, derivaron el término de contra a cutra. Así la preposición contra dio origen al sustantivo cutra que sometido a la acción toma categoría de verbo: cutrear. Actualmente, sigue siendo conjugado en las tres personas gramaticales, en singular y en plural.    (  Lucio Córdova Mezo

El abuelo Wilmaco

Hace unos días, en Trazos, mi amigo Reymer y yo celebramos con un six pack de latas la culminación de su novela  El abuelo Wilmaco . Se trata de una historia ilustrada que habla del amor, no solo del que sentía Wilmaco por Romina y su hijo Yaro, también del amor hacia la naturaleza. Conocí a Reymer hace unos años y desde entonces hemos sido muy amigos. No. Mentira. La verdad es que casi no lo veo, pero sí hemos coincidido en varios eventos literarios y, para ser francos, siempre he admirado su determinación y compromiso con la literatura. Cuando me dijo que ya había culminado su proyecto y me envío sus escritos para leerlos, además de sentirme muy feliz de su logro, no dudé un segundo en ser partícipe de su edición y publicación. Y, ergo, he aquí el resultado. El abuelo Wilmaco  resalta a los hombres del campo dedicados al trabajo por un futuro prometedor. Pero la vida es incierta, agradable y nefasta a la vez. Esa es la vida, y Wilmaco, con sus nueve décadas, lo sabe y entiende