Ir al contenido principal

Tradición: El trivillo

El trivillo


—Ahí estaba el TRIVILLO, en ese rincón—solía decir mi abuelita Petronila Villacorta Luján, mirando y apuntando con el dedo índice al costado de una de las cuatro esquinas del salón de la casa vieja, de pared de tapial.
En esos tiempos, no había el agua que llegaba por medio de tubos hasta la casa. Muy temprano, a eso de las cinco de la madrugada, teníamos que levantarnos para traer, en los huingos y tinajas, el liquido elemento de los pozos y chorros de SHANGO.
Durante el día, cuando sentíamos sed, nos acercábamos al TRIVILLO, para tomar el agua, ahí se mantenía bien fresco y con un sabor muy agradable que le propinaba el tinajón de arcilla. En esos tiempos, nuestros pocillos eran los pates, el pocillo de loza o de plástico, solo utilizábamos cuando venía los visitantes de Lima, ya sean familiares o amistades.
El TRIVILLO, era una especie de horquilla, que en forma ascendente terminaba en tres puntas, normalmente tenía un metro de altura, aquel horcón de tamaño minúsculo, servía para colocar sobre ella un tinajón de regular tamaño, lleno con agua. Los vecinos que llegaban a la casa, si deseaban tomar agua para saciar su sed, también hacían uso del pate, introduciéndolo en el tinajón, que reposaba sobre las tres extremidades del madero, que prendía en el piso de tierra.
—¿Entienden? —murmuraba la abuela Petita—. Ahora, ustedes muchachos, todo tienen en sus sentado… si quieren agua, no es necesario que vayan hasta los chorros y pozos; ahora el agua llega hasta la casa, basta con tan solo caminar dos o tres pasos, y abrir la pileta… eso les hace ser más ociosos; en mis tiempos, nuestra tarea era ir a acarrear agua, todos los días, tanto para el TRIVILLO, como para cocinar.  //

AUTOR: Henrry Panduro Centurión

Comentarios

Entradas populares de este blog

Tradición: patrona de Tarapoto

    Patrona de la Santa Cruz de los Motilones en Tarapoto       Todos los pueblos guardan en cada uno de sus habitantes diversos matices de júbilo, devoción, algarabía y festividad; motivados por la llegada de una fecha muy significativa, por lo general de carácter religioso. En la ciudad de Tarapoto se celebra la patrona de la Santa Cruz de los Motilones, fiesta que se inicia el 07 de julio y concluye el 19 del mismo mes. Cuentan nuestros abuelos, que para la llegada de esta gran fiesta, los cabezones se preparaban con anticipación casi un año. Ya sea sembrando yuca, maíz, plátano y otros productos de panllevar, así también como la crianza de gallinas, pavos y chanchos. Cuando faltaban pocos meses para la celebración, los cabezones con sus respectivos ayudantes cosechaban los productos y seleccionaban las gallinas y chanchos para esperar la llegada de la gran patrona. La primera semana de julio, las mujeres se dedicaban a la preparación del masato de yuca y chicha de maíz.  El 07 de j

Libros: El gallo gallina

El gallo gallina La novela de Oswaldo Reynoso “El gallo gallina”, editada por una editorial peruana que ha tenido a bien transcribirla de un original publicado a mimeógrafo, según palabras del autor, hace más de cinco décadas, es una verdadera muestra de ingenio, por ser un compendio de sucesos narrados en distintos tiempos y estilos literarios. Una “gallo gallina” es un gallo de pelea que se asemeja a una gallina en apariencia; con esta peculiaridad, engaña a su rival, a quien después de haber confundido y al punto de alterarle las hormonas, logra vencerlo. El de esta historia, por la trama y su mismo nombre, “Civilísimo”, es un gallo de suma importancia. Tanto su dueño, apegado a su animal al punto de llorar por él y embriagarse al máximo, el adolescente que por desgracia lo hurta, el cocinero que parece haber pactado con el diablo para obtener la receta de una pachamanca sin igual, los inoportunos apristas, los maestros oradores y sobones, los mendigos, y finalmente, el minist

Análisis: Yakuruna (novela)

PRESENTACIÓN DE LA OBRA LITERARIA "YAKURUNA" DE MIULER VÁSQUEZ GONZÁLEZ Por: Julio Oliveira Valles GENERALIDADES Los escritores, por lo general narran o impregnan en sus creaciones literarias sus experiencias tempranas, la división de la realidad, sus relaciones familiares, amicales, su contacto con la naturaleza circundante: ríos, lagos, accidentes geográficos, costumbres, comportamientos, lenguaje, etc. Incluyendo sus creencias, formación profesional, actividades laborales, entre otros. Estas creaciones literarias de autores selváticos, según mi punto de vista, se agrupan de la siguiente manera: - Literatura de selva alta - Literatura de ceja de selva y, - Literatura de selva baja o llano amazónico. La obra "Yakuruna" del escritor Miuler Vásquez González, tiene como escenario la selva y el río; se ubica en el segundo grupo, es decir entre escritores de ceja de selva, identificada por la descripción paisajística y uso de expresiones propias del universo vocabular d