Ir al contenido principal

Opinión: Colegios o culturas del olvido

Colegios o culturas del olvido

                         
El colegio es una aburrida clase y, como centro cultural de la niñez y la juventud, hacen de la cultura, un modo aburrido de vivir.
Ya es repetitivo decir que todo lo que en el colegio se “aprende” se olvida, lo que quiero recalcar es que adquirir cultura en este sistema que vivimos, requiere de mucho esfuerzo personal: autoeducarse y autoculturizarse es la única forma de aprender.
Entonces, si la cultura es aburrida para la mayoría de los niños y jóvenes, no es culpa de ellos, sino de los que elaboran y promueven los sistemas educativos aburridos.
Lo que es peor, no se promueve la lectura de nuestros autores regionales y locales, siempre todos los años los mismos autores europeos antiguos. ¿Qué aportan para nuestra cultura? Son tan recontra conocidos que ya los tenemos sus resúmenes en nuestros archivos o en Internet. Leemos resúmenes de los libros europeos, nos olvidamos y al siguiente año nos lo hacen recordar, al final recordamos nombres y no lo que han escrito o, en todo caso nos acordamos de la obra y no del autor. Y eso, ahora que se llenan la boca con la “diversidad cultural”.
¿Por qué se da esta situación?, porque todo el sistema del dominio del capital (capitalismo) se sostiene gracias a la enorme ignorancia que promueve, con su también enorme aparato ideológico de dominación cultural, cuyo centro está en los medios de comunicación principalmente TV, que se  esparce como espesa neblina por nuestros hogares y por la educación-escuelas, para hacernos consumidores de lo inútil sin chistar y dejar de  ser personas.
Pregunta al chico estudiante ¿Qué libro has leído en el colegio? No se acuerda. Pregúntale ahora su programa o farandulero favorito de la TV, al toque te responde quienes son.
La principal dominación cultural-ideológica que nos entra por todos los medios desde que nacemos es que nuestro objetivo fundamental en la vida es acumular dinero-capital, nacemos y vivimos en función del dinero, se nos forja cabeza capitalista, y, los colegios, lejos de curar este estado metal cultural, lo alimenta y terminamos vendidos en el mercado. Por eso ahora nos dicen que vamos al colegio para ser “competitivos”.
¿Qué hacer? Actualmente, la mayoría de los jóvenes y los pueblos van adquiriendo conciencia de esta situación y vamos respondiendo con mayor organización de colectivos de resistencia cultural, y, si, la ofensiva cultural es global, la respuesta también tiene que serlo. Debemos forjar una gran red de resistencia cultural nacional e internacional y, no debe ser para mañana, hay que hacerlo desde ahora mismo, sin duda, cada colectivo es diferente en cada territorio, pero caminan con la misma perspectiva. Salvo que sean neutros o defensores del sistema. Que los colegios no sigan siendo culturas del olvido, sino ebullición cultural con autores locales, trabajando con alegre rebeldía hasta conquistar la felicidad. La historia así lo reclama.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Tradición: patrona de Tarapoto

    Patrona de la Santa Cruz de los Motilones en Tarapoto       Todos los pueblos guardan en cada uno de sus habitantes diversos matices de júbilo, devoción, algarabía y festividad; motivados por la llegada de una fecha muy significativa, por lo general de carácter religioso. En la ciudad de Tarapoto se celebra la patrona de la Santa Cruz de los Motilones, fiesta que se inicia el 07 de julio y concluye el 19 del mismo mes. Cuentan nuestros abuelos, que para la llegada de esta gran fiesta, los cabezones se preparaban con anticipación casi un año. Ya sea sembrando yuca, maíz, plátano y otros productos de panllevar, así también como la crianza de gallinas, pavos y chanchos. Cuando faltaban pocos meses para la celebración, los cabezones con sus respectivos ayudantes cosechaban los productos y seleccionaban las gallinas y chanchos para esperar la llegada de la gran patrona. La primera semana de julio, las mujeres se dedicaban a la preparación del masato de yuca y chicha de maíz.  El 07 de j

Jerga: Cutra

Es uno de tantos términos del lenguaje vulgar aún no aceptado por la Academia de la Lengua Española de nuestro país, pero usado por todos los peruanos, cuyo significado está contextualizado con el soborno y vueltos de sobrecostos en el submundo de la corrupción. Me arriesgo a opinar que el origen de este término está en la preposición contra, que semánticamente, denota oposición y contrariedad. A mediados del siglo pasado, en que se originó esta jerga, los  facinerosos que cometían  este tipo de delitos económicos, eran conscientes  de que estaban actuando en contra de la ley. "Hagamos la contra". Supongo que para "esconder" la fechoría y no sentirse acusados por esta palabra, simplistamente, derivaron el término de contra a cutra. Así la preposición contra dio origen al sustantivo cutra que sometido a la acción toma categoría de verbo: cutrear. Actualmente, sigue siendo conjugado en las tres personas gramaticales, en singular y en plural.    (  Lucio Córdova Mezo

El abuelo Wilmaco

Hace unos días, en Trazos, mi amigo Reymer y yo celebramos con un six pack de latas la culminación de su novela  El abuelo Wilmaco . Se trata de una historia ilustrada que habla del amor, no solo del que sentía Wilmaco por Romina y su hijo Yaro, también del amor hacia la naturaleza. Conocí a Reymer hace unos años y desde entonces hemos sido muy amigos. No. Mentira. La verdad es que casi no lo veo, pero sí hemos coincidido en varios eventos literarios y, para ser francos, siempre he admirado su determinación y compromiso con la literatura. Cuando me dijo que ya había culminado su proyecto y me envío sus escritos para leerlos, además de sentirme muy feliz de su logro, no dudé un segundo en ser partícipe de su edición y publicación. Y, ergo, he aquí el resultado. El abuelo Wilmaco  resalta a los hombres del campo dedicados al trabajo por un futuro prometedor. Pero la vida es incierta, agradable y nefasta a la vez. Esa es la vida, y Wilmaco, con sus nueve décadas, lo sabe y entiende