Ir al contenido principal

Me acordé de ti


Por Miuler Vásquez

Me acordé de tus canciones y las escuché hasta la madrugada. En cada rasgueo de guitarra, al son de una voz melancólica e incluso al fijarme en los títulos, te vi.

No pude evitarlo: me sumí en la tristeza. Hace ya varios años que te fuiste, pero aún te recuerdo. Te veo llegar con tus perfectos bigotes, arrastrando tus pesares, siempre dispuesto a mostrar una sonrisa a todos.

Te he dado la espalda en más de una ocasión, he conspirado contra tu buena voluntad y han sido muchas las ocasiones que te sentiste defraudado; sin embargo, una y otra vez has apartado mis injurias y me extendiste tu mano amiga, dispuesto a encaminarme por el camino del bien.

Te he gritado mis absurdas exigencias y he sido un canalla sin justificación alguna, únicamente por el afán de contradecirte. La vanidad, la equivocada idea de atribuirte el benefactor de mis caprichos y mi juventud provista de la más insana alienación, hicieron de mí, ciertamente, un verdadero canalla.
Cuando la desesperación se apoderó de mis entrañas, en ese tiempo difícil de mí delgada existencia, fuiste mi consuelo. A pesar de tu dureza, una tarde vi que de tus ojos resbalaba una gruesa lágrima. Ni me puse a pensar en cómo te sentías, únicamente pensé en mí.

Con el pasar del tiempo, tus pasos se hicieron más lentos. Ya no mirabas con proyección, se te notaba cansado y triste. Me costó ver tu tristeza, o más bien, creí que tus pasos no se detendrían nunca.

Te amo mucho. Quizás nunca te lo dije, quizás me fue difícil comprender tu naturaleza y en vano tantas veces juzgué tu proceder...

Yo no quiero juzgarte ahora, solo necesito que me abraces y me brindes tu pecho para decirte lo mucho que me importas y la falta que me haces.

Y que mis palabras saturen tus oídos de frases amorosas, y que estés enterado de lo feliz y orgulloso que me siento de llevar tu sangre.

¡Y que puedes contar conmigo, aquí estoy, presto a no fallarte nunca!

Solo quisiera que me abraces, me des tu protección y no te vayas de mí.
Pero no estás, padre, ya nunca estarás. //

Comentarios

Entradas populares de este blog

Tradición: patrona de Tarapoto

    Patrona de la Santa Cruz de los Motilones en Tarapoto       Todos los pueblos guardan en cada uno de sus habitantes diversos matices de júbilo, devoción, algarabía y festividad; motivados por la llegada de una fecha muy significativa, por lo general de carácter religioso. En la ciudad de Tarapoto se celebra la patrona de la Santa Cruz de los Motilones, fiesta que se inicia el 07 de julio y concluye el 19 del mismo mes. Cuentan nuestros abuelos, que para la llegada de esta gran fiesta, los cabezones se preparaban con anticipación casi un año. Ya sea sembrando yuca, maíz, plátano y otros productos de panllevar, así también como la crianza de gallinas, pavos y chanchos. Cuando faltaban pocos meses para la celebración, los cabezones con sus respectivos ayudantes cosechaban los productos y seleccionaban las gallinas y chanchos para esperar la llegada de la gran patrona. La primera semana de julio, las mujeres se dedicaban a la preparación del masato de yuca y chicha de maíz.  El 07 de j

Libros: El gallo gallina

El gallo gallina La novela de Oswaldo Reynoso “El gallo gallina”, editada por una editorial peruana que ha tenido a bien transcribirla de un original publicado a mimeógrafo, según palabras del autor, hace más de cinco décadas, es una verdadera muestra de ingenio, por ser un compendio de sucesos narrados en distintos tiempos y estilos literarios. Una “gallo gallina” es un gallo de pelea que se asemeja a una gallina en apariencia; con esta peculiaridad, engaña a su rival, a quien después de haber confundido y al punto de alterarle las hormonas, logra vencerlo. El de esta historia, por la trama y su mismo nombre, “Civilísimo”, es un gallo de suma importancia. Tanto su dueño, apegado a su animal al punto de llorar por él y embriagarse al máximo, el adolescente que por desgracia lo hurta, el cocinero que parece haber pactado con el diablo para obtener la receta de una pachamanca sin igual, los inoportunos apristas, los maestros oradores y sobones, los mendigos, y finalmente, el minist

Análisis: Yakuruna (novela)

PRESENTACIÓN DE LA OBRA LITERARIA "YAKURUNA" DE MIULER VÁSQUEZ GONZÁLEZ Por: Julio Oliveira Valles GENERALIDADES Los escritores, por lo general narran o impregnan en sus creaciones literarias sus experiencias tempranas, la división de la realidad, sus relaciones familiares, amicales, su contacto con la naturaleza circundante: ríos, lagos, accidentes geográficos, costumbres, comportamientos, lenguaje, etc. Incluyendo sus creencias, formación profesional, actividades laborales, entre otros. Estas creaciones literarias de autores selváticos, según mi punto de vista, se agrupan de la siguiente manera: - Literatura de selva alta - Literatura de ceja de selva y, - Literatura de selva baja o llano amazónico. La obra "Yakuruna" del escritor Miuler Vásquez González, tiene como escenario la selva y el río; se ubica en el segundo grupo, es decir entre escritores de ceja de selva, identificada por la descripción paisajística y uso de expresiones propias del universo vocabular d