Ir al contenido principal

Columna de uno / Cine



La masturbación de Pedro

No haré ninguna mención biográfica del gran Pedro Almodóvar, de esas hay miles de miles en internet y para copiar y pegar textos aún no he nacido (no en este medio). Lo cierto es que siento un poco de morbo al ver las películas de este cineasta español, que se inició en el mundo artístico siendo escritor, teniendo relativo éxito que le permitió “ahorrar” y con la ayuda de algunos amigos financiar su primer filme: Pepi, Luci, Bom y otras del montón, además de otros filmes que tuvieron repercusión aledaña.

El talento de Pedro no sólo se basó en la bien hechura de su trabajo, sino que cada uno constituye una cachetada a una sociedad huérfana de sinceridad consigo misma, él muestra metafórica y literalmente con matices oscuros y sombras compactas historias cotidianas con personajes religiosamente irreales, lo demostró en “Mujeres en un ataque de nervios” y “Todo sobre mi madre”, las dos cintas que lo acercaron irremediablemente a la industria del cine comercial (pasando por otras obras quizá de mayor importancia artística)  y al codiciado Oscar de la Academia de Hollywood.

En todo sobre mi madre, el personaje que más llama la atención es Agrado, como dijo Pedro Almodóvar en una entrevista: “En cada cinta mía, hay mucho de mí, sólo que yo me escondo bien dentro de los personajes”.

Imagino que escucharon a rabiar “Yo quiero ser una chica Almodóvar”, es cierto, más de una afamada y bella actriz quisiera tener ese honor, porque él supo meterse bien en los personajes femeninos, creando mujeres de carne y hueso en la ficción; a mi punto de vista es el Gabo con respecto al cine, pues en “Volver” creó su Macondo femenino, con una gran elenco entre las cuales se encuentran: Carmen Maura, Penélope Cruz, Lola Dueñas, Blanca Portillo y Yohana Cobo y Chus Lampreave, todas ellas con una calidad interpretativa magistral, que convirtieron a “Volver” en una de las mejores entregas cinematográficas del protagonista de esta nota.

Almodóvar, transgrede desde su tradicional trinchera de narrar las cosas; cada obra suya es una especie de orgasmo, una masturbación con musa o adonis incluidos y de espectadores. Sabe controlar a su público en su mayoría cultamente vulgar, contradictorios, así como yo. Quienes vivimos y disfrutamos de su creación, nos acostumbramos a más, desde “Tacones lejanos”, con los boleros de Luz Casal o “La mala educación”, donde mezcla muy bien los temas de pedofilia y religión. Sea como fuera este valiente y humilde transgresor cineasta, ha descubierto un cúmulo de talentosos actores hasta elevarlos a calidad de estrellas, ha escrito guiones marginalmente adaptables a las mentes burguesas de los dueños de las academias, a los cuales siempre tuvo que echar en cara su poca capacidad para el riesgo artístico y validar una autentica obra de arte.

Les dejo con el popular monólogo de la Agrado, personaje clave para comprender la historia de “Todo sobre mi madre”, simplemente una magistral puesta en escena, inolvidable, como todo lo que él hace.

“―Me llaman la Agrado, porque toda mi vida sólo he pretendido hacerle la vida agradable a los demás. Además de agradable, soy muy auténtica. Miren qué cuerpo, todo hecho a medida: rasgado de ojos 80.000; nariz 200, tiradas a la basura porque un año después me la pusieron así de otro palizón... Ya sé que me da mucha personalidad, pero si llego a saberlo no me la toco. Tetas, 2, porque no soy ningún monstruo, 70 cada una pero estas las tengo ya superamortizás… bueno, lo que les estaba diciendo, que cuesta mucho ser auténtica, señora, y en estas cosas no hay que ser rácana, porque una es más auténtica cuanto más se parece a lo que ha soñado de sí misma."

Escribe: Victor Manuel Nieves Pinchi


Comentarios

Entradas populares de este blog

Tradición: patrona de Tarapoto

    Patrona de la Santa Cruz de los Motilones en Tarapoto       Todos los pueblos guardan en cada uno de sus habitantes diversos matices de júbilo, devoción, algarabía y festividad; motivados por la llegada de una fecha muy significativa, por lo general de carácter religioso. En la ciudad de Tarapoto se celebra la patrona de la Santa Cruz de los Motilones, fiesta que se inicia el 07 de julio y concluye el 19 del mismo mes. Cuentan nuestros abuelos, que para la llegada de esta gran fiesta, los cabezones se preparaban con anticipación casi un año. Ya sea sembrando yuca, maíz, plátano y otros productos de panllevar, así también como la crianza de gallinas, pavos y chanchos. Cuando faltaban pocos meses para la celebración, los cabezones con sus respectivos ayudantes cosechaban los productos y seleccionaban las gallinas y chanchos para esperar la llegada de la gran patrona. La primera semana de julio, las mujeres se dedicaban a la preparación del masato de yuca y chicha de maíz.  El 07 de j

Libros: El gallo gallina

El gallo gallina La novela de Oswaldo Reynoso “El gallo gallina”, editada por una editorial peruana que ha tenido a bien transcribirla de un original publicado a mimeógrafo, según palabras del autor, hace más de cinco décadas, es una verdadera muestra de ingenio, por ser un compendio de sucesos narrados en distintos tiempos y estilos literarios. Una “gallo gallina” es un gallo de pelea que se asemeja a una gallina en apariencia; con esta peculiaridad, engaña a su rival, a quien después de haber confundido y al punto de alterarle las hormonas, logra vencerlo. El de esta historia, por la trama y su mismo nombre, “Civilísimo”, es un gallo de suma importancia. Tanto su dueño, apegado a su animal al punto de llorar por él y embriagarse al máximo, el adolescente que por desgracia lo hurta, el cocinero que parece haber pactado con el diablo para obtener la receta de una pachamanca sin igual, los inoportunos apristas, los maestros oradores y sobones, los mendigos, y finalmente, el minist

Análisis: Yakuruna (novela)

PRESENTACIÓN DE LA OBRA LITERARIA "YAKURUNA" DE MIULER VÁSQUEZ GONZÁLEZ Por: Julio Oliveira Valles GENERALIDADES Los escritores, por lo general narran o impregnan en sus creaciones literarias sus experiencias tempranas, la división de la realidad, sus relaciones familiares, amicales, su contacto con la naturaleza circundante: ríos, lagos, accidentes geográficos, costumbres, comportamientos, lenguaje, etc. Incluyendo sus creencias, formación profesional, actividades laborales, entre otros. Estas creaciones literarias de autores selváticos, según mi punto de vista, se agrupan de la siguiente manera: - Literatura de selva alta - Literatura de ceja de selva y, - Literatura de selva baja o llano amazónico. La obra "Yakuruna" del escritor Miuler Vásquez González, tiene como escenario la selva y el río; se ubica en el segundo grupo, es decir entre escritores de ceja de selva, identificada por la descripción paisajística y uso de expresiones propias del universo vocabular d