Ir al contenido principal

Utopías y desvaríos (27)



He venido desde lejos, de arriba, para que te sientas bien y puedas estar cerca de mí. Solo debes darme un poco de tiempo, algunos años de tu vida, nada más; yo sabré recompensarte por tu pequeño esfuerzo, con creces.

Lo primero que te pido, es que conserves estas alas que llevo a cuestas. Trátalas bien, sí, por nada intentes cortarlas. Si las maltratas, sabes que vas a incapacitarme para el vuelo, de por vida, ¡hasta podría morir! ¿Te imaginas? Morir en tu planeta apestoso, no, eso no.

Lo segundo, y lo más importante que de ti requiero, es que alabes mis excesos, en todos los sentidos. No he venido a esta tierra a mezclarme con el resto de humanos, ni a parecerme a ellos, por tanto, o me abres las puertas para volar a donde me plazca, el día y la hora que quiera, o te vas al carajo y de una vez me regreso a donde pertenezco, sin ti.

Algo más: he rastreado tu proceder impuro, conozco tus debilidades y sé de tu apego al deleite carnal, así que, si te doy un abrazo, o te digo las cosas que crees saber de mí, lo hago porque mis innumerables sentidos me han advertido de lo peligroso que pueden ser ustedes, miserables humanos.

Entonces, te lo advierto por última vez, no reniegues de tu suerte; más bien confórmate con que mi presencia reclame la minucia de tiempo que compone tu vida.

Ya lo sabes:

Que no se abra el firmamento ante tus ojos, ni me recuerdes lo que creas que es correcto. Estoy bien con mis ánimos y emociones, y me basta verlo todo desde mis ojos

Que a cada segundo, a cada hora, todos los días, todo el año, todos los años, toda tu vida…, es decir, toda tu corta existencia en comparación con la vida infinita que yo tengo, dedícate a mí, a servirme, a llenarme de placer y bienestar. Ya alguna vez, en otro tiempo de este mi tiempo infinito, tendrás lo tuyo.

Que mis pasos vayan inseguros, por abismos pedregosos, cantinas, burdeles, y por cualquier lugar de mala reputación que ponga en riesgo mis alas… A mi regreso, mis heridas han de ser curadas por tu falsa bondad.

Que tus espacios estén descubiertos a mis ojos, todo el tiempo, y siempre ven, corre, tras mi llamado.

Que siempre que finja alguna inseguridad, desínflate de orgullo, hazme ver los caminos que recorres, extiende tu mano hacia mí y ábreme hasta los esfínteres de tu cuerpo, para poder ver tu interior…

Ya lo sabes, no es mucho lo que pido; en cambio tú vas a tener mi presencia cerca, cada día, aquí en tu planeta hoy, y mañana en el empíreo, a donde llegarás de mi mano, por ser consecuente con tus actos.

Nada más, ahora ven a limpiarme estas alas, antes de que anochezca… ¡De rodillas!

(M.V.)

Comentarios

Entradas populares de este blog

Tradición: patrona de Tarapoto

    Patrona de la Santa Cruz de los Motilones en Tarapoto       Todos los pueblos guardan en cada uno de sus habitantes diversos matices de júbilo, devoción, algarabía y festividad; motivados por la llegada de una fecha muy significativa, por lo general de carácter religioso. En la ciudad de Tarapoto se celebra la patrona de la Santa Cruz de los Motilones, fiesta que se inicia el 07 de julio y concluye el 19 del mismo mes. Cuentan nuestros abuelos, que para la llegada de esta gran fiesta, los cabezones se preparaban con anticipación casi un año. Ya sea sembrando yuca, maíz, plátano y otros productos de panllevar, así también como la crianza de gallinas, pavos y chanchos. Cuando faltaban pocos meses para la celebración, los cabezones con sus respectivos ayudantes cosechaban los productos y seleccionaban las gallinas y chanchos para esperar la llegada de la gran patrona. La primera semana de julio, las mujeres se dedicaban a la preparación del masato de yuca y chicha de maíz.  El 07 de j

Libros: El gallo gallina

El gallo gallina La novela de Oswaldo Reynoso “El gallo gallina”, editada por una editorial peruana que ha tenido a bien transcribirla de un original publicado a mimeógrafo, según palabras del autor, hace más de cinco décadas, es una verdadera muestra de ingenio, por ser un compendio de sucesos narrados en distintos tiempos y estilos literarios. Una “gallo gallina” es un gallo de pelea que se asemeja a una gallina en apariencia; con esta peculiaridad, engaña a su rival, a quien después de haber confundido y al punto de alterarle las hormonas, logra vencerlo. El de esta historia, por la trama y su mismo nombre, “Civilísimo”, es un gallo de suma importancia. Tanto su dueño, apegado a su animal al punto de llorar por él y embriagarse al máximo, el adolescente que por desgracia lo hurta, el cocinero que parece haber pactado con el diablo para obtener la receta de una pachamanca sin igual, los inoportunos apristas, los maestros oradores y sobones, los mendigos, y finalmente, el minist

Análisis: Yakuruna (novela)

PRESENTACIÓN DE LA OBRA LITERARIA "YAKURUNA" DE MIULER VÁSQUEZ GONZÁLEZ Por: Julio Oliveira Valles GENERALIDADES Los escritores, por lo general narran o impregnan en sus creaciones literarias sus experiencias tempranas, la división de la realidad, sus relaciones familiares, amicales, su contacto con la naturaleza circundante: ríos, lagos, accidentes geográficos, costumbres, comportamientos, lenguaje, etc. Incluyendo sus creencias, formación profesional, actividades laborales, entre otros. Estas creaciones literarias de autores selváticos, según mi punto de vista, se agrupan de la siguiente manera: - Literatura de selva alta - Literatura de ceja de selva y, - Literatura de selva baja o llano amazónico. La obra "Yakuruna" del escritor Miuler Vásquez González, tiene como escenario la selva y el río; se ubica en el segundo grupo, es decir entre escritores de ceja de selva, identificada por la descripción paisajística y uso de expresiones propias del universo vocabular d