Ir al contenido principal

Ionósfera (5)


RETROSPECTIVAS: CRONOLOGÍA DEL ROCK PERUANO. (PARTE IV)

LA DÉCADA DEL 2000:

En este nuevo siglo el rock nacional experimenta un gran avance, no sólo en el aspecto técnico y musical, sino también en la difusión a través de algunos medios de comunicación local que generan una apertura importante para la difusión del rock nacional y aceptan con un criterio "más integrador" que el rock peruano es uno sólo, dejando de lado los conceptos que en la década de los 80 buscaban convencer al público que sólo el llamado rock comercial que editaban las casas discográficas formales y que difundían las radioemisoras oficiales, podía ser considerado como rock nacional y no así el que se hacía en el mundo independiente o "Underground".


DESCENTRALIZACIÓN DEL ROCK PERUANO:

La escena rockera local, históricamente desarrollada sólo en Lima, empieza a dar igual importancia e impulso a las bandas que provienen de las provincias. Un ejemplo de ello son Grinder y Trémolo de Tacna, el MONO y HechizoS Producciones haciendo conciertos tacneños, Uchpa de Andahuaylas, Por Dinero de Arequipa y Maresantos de Chiclayo, por citar sólo algunas de las que lograron exitosa figuración entre el público de la capital peruana llegando a tener presencia no sólo en los rankings de las radioemisoras "comerciales" de Lima, sino también a nivel internacional a través de la cadena musical MTV.

Paralelamente, un importante sector de jóvenes en todo el país, empieza a saber de la existencia de bandas y artistas que por años, debido a su condición de "subterráneos" o "independientes", jamás han gozado del apoyo de los medios en la difusión masiva de sus trabajos musicales. Es así que bandas como Leusemia, Dolores Delirio, Mar de Copas, Rafo Ráez, Cementerio Club, Cardenales, entre otras, empiezan a "ser re-descubiertos" por miles de jóvenes que advierten la existencia de una escena rockera local mucho más grande y rica en contenido musical, esto en parte es impulsado por los programas radiales independientes que aparecen al iniciarse esa década. Uno de ellos fue "Zona103", conducido por el ex-periodista de noticieros de televisión y músico Juan Carlos Guerrero que se trasmitió entre 1999 y el 2003 desde la radioemisora estatal Radio Nacional del Perú. 

Otro espacio importante para la difusión del rock peruano fue el programa Distorsión en la televisora estatal Tv Perú, era conducido por el ex-músico subterráneo y filósofo Pedro Cornejo Guinassi quien lleva adelante un espacio catalogado por la crítica local como intelectual. Este programa, sería repentinamente sacado del aire cuando las autoridades gubernamentales de entonces deciden declarar al rock como una expresión lejana a la cultura del Perú. Igual suerte correrían en su momento el Zona 2103 de Juan Carlos Guerrero y Averock que se transmitían por la señal estatal; Averock fue también un espacio radial de apoyo al rock peruano que gozó de buena sintonía y que condujo el músico subterráneo Piero Bustos, líder de la emblemática banda de los 80 Del Pueblo, quien encabezó protestas callejeras en contra del gobierno por el veto del que fueron objeto los programas en mención.

Aparece un joven llamado Percy Céspedes, quien ha realizado algunos interesantes trabajos con bandas locales, se convertiría luego en el realizador más solicitado del medio gracias a que sus video-clips le permitirán a algunas bandas peruanas ganar premios en la prestigiosa cadena de música y videos MTV.

Actualmente no existe industria discográfica en el Perú, no existe voluntad de ningún gobierno para acabar con el problema (han pasado 4 gobiernos desde que empezó), los niveles de piratería llegan al 99% y los artistas nacionales reciben cifras casi nulas por sus trabajos… empresas como Sony Music Entertainment, Warner Bros, BMG, abandonaron el país y otras nacionales como Iempsa se declararon en quiebra; pero se crearon disqueras independientes demostrando que el rock nacional sobrevivirá frente a todo tipo de adversidad. (M.D.)

Comentarios

Entradas populares de este blog

Tradición: patrona de Tarapoto

    Patrona de la Santa Cruz de los Motilones en Tarapoto       Todos los pueblos guardan en cada uno de sus habitantes diversos matices de júbilo, devoción, algarabía y festividad; motivados por la llegada de una fecha muy significativa, por lo general de carácter religioso. En la ciudad de Tarapoto se celebra la patrona de la Santa Cruz de los Motilones, fiesta que se inicia el 07 de julio y concluye el 19 del mismo mes. Cuentan nuestros abuelos, que para la llegada de esta gran fiesta, los cabezones se preparaban con anticipación casi un año. Ya sea sembrando yuca, maíz, plátano y otros productos de panllevar, así también como la crianza de gallinas, pavos y chanchos. Cuando faltaban pocos meses para la celebración, los cabezones con sus respectivos ayudantes cosechaban los productos y seleccionaban las gallinas y chanchos para esperar la llegada de la gran patrona. La primera semana de julio, las mujeres se dedicaban a la preparación del masato de yuca y chicha de maíz.  El 07 de j

Jerga: Cutra

Es uno de tantos términos del lenguaje vulgar aún no aceptado por la Academia de la Lengua Española de nuestro país, pero usado por todos los peruanos, cuyo significado está contextualizado con el soborno y vueltos de sobrecostos en el submundo de la corrupción. Me arriesgo a opinar que el origen de este término está en la preposición contra, que semánticamente, denota oposición y contrariedad. A mediados del siglo pasado, en que se originó esta jerga, los  facinerosos que cometían  este tipo de delitos económicos, eran conscientes  de que estaban actuando en contra de la ley. "Hagamos la contra". Supongo que para "esconder" la fechoría y no sentirse acusados por esta palabra, simplistamente, derivaron el término de contra a cutra. Así la preposición contra dio origen al sustantivo cutra que sometido a la acción toma categoría de verbo: cutrear. Actualmente, sigue siendo conjugado en las tres personas gramaticales, en singular y en plural.    (  Lucio Córdova Mezo

El abuelo Wilmaco

Hace unos días, en Trazos, mi amigo Reymer y yo celebramos con un six pack de latas la culminación de su novela  El abuelo Wilmaco . Se trata de una historia ilustrada que habla del amor, no solo del que sentía Wilmaco por Romina y su hijo Yaro, también del amor hacia la naturaleza. Conocí a Reymer hace unos años y desde entonces hemos sido muy amigos. No. Mentira. La verdad es que casi no lo veo, pero sí hemos coincidido en varios eventos literarios y, para ser francos, siempre he admirado su determinación y compromiso con la literatura. Cuando me dijo que ya había culminado su proyecto y me envío sus escritos para leerlos, además de sentirme muy feliz de su logro, no dudé un segundo en ser partícipe de su edición y publicación. Y, ergo, he aquí el resultado. El abuelo Wilmaco  resalta a los hombres del campo dedicados al trabajo por un futuro prometedor. Pero la vida es incierta, agradable y nefasta a la vez. Esa es la vida, y Wilmaco, con sus nueve décadas, lo sabe y entiende