Ir al contenido principal

Artículo: Prioridades en el “face”

Prioridades en el “face”


La estupidez humana ha llegado a límites francamente impensables. Con tan solo ver o leer la basura que se emite en la televisión o en las redes sociales, uno se hace la idea de lo jodido que estamos.
Conozco personas, quizás me incluyo entre ellas, adictas al facebook. Estas han forjado su existencia en una simbiosis cojuda, elemental para sus acciones de cada instante. Lo primero que hacen cuando se despiertan, comen, orinan, excretan, van a un lugar, etc., es contar al mundo lo que les está sucediendo.
Más o menos he podido evidenciar las prioridades, en este orden:
En primer lugar está las juergas y viajes. Quien no se ha tomado una foto en una disco, bar o algún otro antro parecido, no sabe lo que es ser popular. Es más, quienes no lo han hecho, no pueden ser de este planeta. Alguna forma ha de haber, o motivo, para expresar lo dichoso que uno es en estos casos, por tanto, una foto con un bonito comentario incrementará esa dicha.
En segundo lugar, la comida. No hay duda que dar a conocer al mundo lo que se está comiendo, es, una experiencia parecida a un orgasmo, o el equivalente a ganar una lotería. Pero esta información que seguramente a todos nos interesa, pues con ella vamos a imaginar el color de las excretas, debe estar acompañada de imágenes, para una mejor y precisa especulación.
En tercer lugar, tan importante como los dos primeros, los amigos y parientes. No el amor, este es aparte. Es tan importante la amistad y la convivencia armoniosa, que de hecho, todo el mundo debe enterarse quienes son los amigos de uno, o los hermanos, o hijos, o padres, siempre que salgan muy bien en las fotos y puedan ganar la aceptación de los miles de amigos que uno suele tener, aunque no se los conozca a la mayoría. Aquí es importante, recalco, que se vean bien; de ser lo contario, debe buscarse los mejores ángulos para las fotos, y claro, también los comentarios deben ser precisos y de acuerdo a las circunstancias, con el lenguaje adecuado, por supuesto no el oficial.
El cuarto puesto es para los famosos. Qué dicha y qué fortuna fotografiarse a lado de uno de ellos, en un aeropuerto, o en conciertos, o en una de esas giras que se hacen en los coliseos cerrados. No importa mucho si la vanidad y demás mierda que se promueve en la TV te haga poco inteligente, ¡qué diablos!, tu oportunidad es única. Hasta los políticos, populistas en extremo, lo hacen para ganar votos.
Finalmente, acápite aparte, está el tema del amor. Qué importante es expresarse en alguna frase o poema, o mejor, en esas imágenes de corazones, cuadros, o paisajes en la que priman pensamientos, frases o algún escrito que cante ese noble sentimiento. Todos deben enterarse, el mundo debe saber lo que sientes e imaginarte noble, dador de cariño, sensible. Qué importa parecer poco inteligente, eso no cuenta.
Hasta aquí una clasificación enteramente personal. Lo que haré luego corresponde a mi propia estupidez: voy a revisar el face.  // (M.V.)

Comentarios

Entradas populares de este blog

Tradición: patrona de Tarapoto

    Patrona de la Santa Cruz de los Motilones en Tarapoto       Todos los pueblos guardan en cada uno de sus habitantes diversos matices de júbilo, devoción, algarabía y festividad; motivados por la llegada de una fecha muy significativa, por lo general de carácter religioso. En la ciudad de Tarapoto se celebra la patrona de la Santa Cruz de los Motilones, fiesta que se inicia el 07 de julio y concluye el 19 del mismo mes. Cuentan nuestros abuelos, que para la llegada de esta gran fiesta, los cabezones se preparaban con anticipación casi un año. Ya sea sembrando yuca, maíz, plátano y otros productos de panllevar, así también como la crianza de gallinas, pavos y chanchos. Cuando faltaban pocos meses para la celebración, los cabezones con sus respectivos ayudantes cosechaban los productos y seleccionaban las gallinas y chanchos para esperar la llegada de la gran patrona. La primera semana de julio, las mujeres se dedicaban a la preparación del masato de yuca y chicha de maíz.  El 07 de j

Libros: El gallo gallina

El gallo gallina La novela de Oswaldo Reynoso “El gallo gallina”, editada por una editorial peruana que ha tenido a bien transcribirla de un original publicado a mimeógrafo, según palabras del autor, hace más de cinco décadas, es una verdadera muestra de ingenio, por ser un compendio de sucesos narrados en distintos tiempos y estilos literarios. Una “gallo gallina” es un gallo de pelea que se asemeja a una gallina en apariencia; con esta peculiaridad, engaña a su rival, a quien después de haber confundido y al punto de alterarle las hormonas, logra vencerlo. El de esta historia, por la trama y su mismo nombre, “Civilísimo”, es un gallo de suma importancia. Tanto su dueño, apegado a su animal al punto de llorar por él y embriagarse al máximo, el adolescente que por desgracia lo hurta, el cocinero que parece haber pactado con el diablo para obtener la receta de una pachamanca sin igual, los inoportunos apristas, los maestros oradores y sobones, los mendigos, y finalmente, el minist

Análisis: Yakuruna (novela)

PRESENTACIÓN DE LA OBRA LITERARIA "YAKURUNA" DE MIULER VÁSQUEZ GONZÁLEZ Por: Julio Oliveira Valles GENERALIDADES Los escritores, por lo general narran o impregnan en sus creaciones literarias sus experiencias tempranas, la división de la realidad, sus relaciones familiares, amicales, su contacto con la naturaleza circundante: ríos, lagos, accidentes geográficos, costumbres, comportamientos, lenguaje, etc. Incluyendo sus creencias, formación profesional, actividades laborales, entre otros. Estas creaciones literarias de autores selváticos, según mi punto de vista, se agrupan de la siguiente manera: - Literatura de selva alta - Literatura de ceja de selva y, - Literatura de selva baja o llano amazónico. La obra "Yakuruna" del escritor Miuler Vásquez González, tiene como escenario la selva y el río; se ubica en el segundo grupo, es decir entre escritores de ceja de selva, identificada por la descripción paisajística y uso de expresiones propias del universo vocabular d