Ir al contenido principal

Peruano ilustre: Manuel Ascencio Segura


Escribe: Juan Rodríguez Pérez

Manuel Ascencio Segura y Cordero nació en Lima el 23 de junio de 1805 y murió el 18 de octubre de 1871. Fue un representante del costumbrismo en los inicios de la literatura republicana, a través del teatro,  destacándose con sus comedias.

Su primera comedia, «La Pepa», en la cual criticaba la prepotencia militarista, no llegó a publicarse porque sus opiniones podían poner en peligro su carrera militar.

Fue colaborador de El Comercio y en ella publicó, por entregas, su única novela, Gonzalo Pizarro. Entre 1839 y 1845 estrenaba piezas en el ambiente limeño como el drama «Amor y política» y las comedias «El sargento Canuto», nueva crítica al militarismo, teniendo buena aceptación entre el público; «La saya y el manto»,  comedia donde un solicitante de empleo promete matrimonio a una joven con el fin de lograr su intercesión para conseguir su objetivo; y estrenó la primera versión de «Ña Catita», pieza de 3 actos (que luego ampliaría a 4), sin duda la más reconocida de sus piezas teatrales.

Otra de sus obras conocidas es la comedia «Las tres viudas» (1862), donde se le observa más reposado, con atisbos psicológicos, desconocidos en sus obras anteriores.

Segura representa la crítica acertada sobre la sociedad de su tiempo, reflejándose en el sabor criollo que imprimía a cada una de sus comedias.
A los 37 años, se casó con Josefa Fernández de Viana, con quien tuvo dos hijos. Falleció el 18 de octubre de 1871, aquejado por problemas de asma y algunas desgracias familiares.


Poema a las muchachas

Niñas que leyendo aquesto
mostraran ceñudo el gesto,
sí, las hay;
pero que de lo leído
saquen el fruto debido,
no las hay.

Niñas pulidas y bellas
como el sol y las estrellas, sí, las hay;
pero de tal condición
que no tengan presunción,
no las hay.

Niñas que a los doce abriles
cuentan las gracias a miles,
sí, las hay;
pero que estén sin su mueble,
aunque en edad tan endeble,
no las hay.

Niñas que a dos, tres y cuatro
les dicen: yo te idolatro, sí, las hay;
pero niñas que por esto,
logren casarse más presto,
no las hay.

Niñas que, en la edad del amor,
a todos muestren rigor,
sí, las hay;
mas que de tal entremés
no se arrepientan después,
no las hay.

Niñas solteras de treinta
y aun de cuarenta y cincuenta,
sí, las hay;
mas de genios tan extraños
que no se quiten los años,
no las hay.

Niñas que a un tonto sonríen
y de él a solas se ríen,
sí, las hay;
mas niñas que por el pronto
no quieran pillar un tonto,
no las hay.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Tradición: patrona de Tarapoto

    Patrona de la Santa Cruz de los Motilones en Tarapoto       Todos los pueblos guardan en cada uno de sus habitantes diversos matices de júbilo, devoción, algarabía y festividad; motivados por la llegada de una fecha muy significativa, por lo general de carácter religioso. En la ciudad de Tarapoto se celebra la patrona de la Santa Cruz de los Motilones, fiesta que se inicia el 07 de julio y concluye el 19 del mismo mes. Cuentan nuestros abuelos, que para la llegada de esta gran fiesta, los cabezones se preparaban con anticipación casi un año. Ya sea sembrando yuca, maíz, plátano y otros productos de panllevar, así también como la crianza de gallinas, pavos y chanchos. Cuando faltaban pocos meses para la celebración, los cabezones con sus respectivos ayudantes cosechaban los productos y seleccionaban las gallinas y chanchos para esperar la llegada de la gran patrona. La primera semana de julio, las mujeres se dedicaban a la preparación del masato de yuca y chicha de maíz.  El 07 de j

Libros: El gallo gallina

El gallo gallina La novela de Oswaldo Reynoso “El gallo gallina”, editada por una editorial peruana que ha tenido a bien transcribirla de un original publicado a mimeógrafo, según palabras del autor, hace más de cinco décadas, es una verdadera muestra de ingenio, por ser un compendio de sucesos narrados en distintos tiempos y estilos literarios. Una “gallo gallina” es un gallo de pelea que se asemeja a una gallina en apariencia; con esta peculiaridad, engaña a su rival, a quien después de haber confundido y al punto de alterarle las hormonas, logra vencerlo. El de esta historia, por la trama y su mismo nombre, “Civilísimo”, es un gallo de suma importancia. Tanto su dueño, apegado a su animal al punto de llorar por él y embriagarse al máximo, el adolescente que por desgracia lo hurta, el cocinero que parece haber pactado con el diablo para obtener la receta de una pachamanca sin igual, los inoportunos apristas, los maestros oradores y sobones, los mendigos, y finalmente, el minist

Análisis: Yakuruna (novela)

PRESENTACIÓN DE LA OBRA LITERARIA "YAKURUNA" DE MIULER VÁSQUEZ GONZÁLEZ Por: Julio Oliveira Valles GENERALIDADES Los escritores, por lo general narran o impregnan en sus creaciones literarias sus experiencias tempranas, la división de la realidad, sus relaciones familiares, amicales, su contacto con la naturaleza circundante: ríos, lagos, accidentes geográficos, costumbres, comportamientos, lenguaje, etc. Incluyendo sus creencias, formación profesional, actividades laborales, entre otros. Estas creaciones literarias de autores selváticos, según mi punto de vista, se agrupan de la siguiente manera: - Literatura de selva alta - Literatura de ceja de selva y, - Literatura de selva baja o llano amazónico. La obra "Yakuruna" del escritor Miuler Vásquez González, tiene como escenario la selva y el río; se ubica en el segundo grupo, es decir entre escritores de ceja de selva, identificada por la descripción paisajística y uso de expresiones propias del universo vocabular d